domingo, 26 de julio de 2015

Cómo viajar con literatura en la mochila



¿Por qué un hombre se hace llamar Ana Mardoquea? ¿Por qué llevar libros en tu mochila? ¿Por qué García Márquez y Borges son dictadores? En este artículo te explico qué es el Proyecto Viaje Literario a Suramérica.


Marta se suicidó una mañana de junio del 2012 y Mardoquea nació la tarde del día siguiente.



Con Marta dibujábamos para no aburrirnos durante las clases del colegio. Con ella aprendí a bailar y que todo lo demás valiera verga. Con ella la cerveza perdió el sabor amargo. Ya en tiempos universitarios, nos sentábamos en un bar a charlar sobre cómo el mundo violenta a los individuos con aspiraciones diferentes ¿No quieres ser un capitalista millonario? ¿eres gay? ¿amas la literatura? ¿crees en el amor? Déjate de pendejadas, mejor aplástate en tu oficina, el amor no da de comer a nadie.
 

Cuando me enteré de su muerte, subí a un avión lo más pronto posible. En realidad, no fui tan rápido porque me perdí el velorio, la eucaristía, el entierro, y cualquier pormenor del rito fúnebre. El avión aterrizó, el equipaje se demoró, mis pensamientos no se detenían. 


Entré al primer taxi que vi ¡Al cementerio!, grité señalando con el índice el camino delante. Arrancó. Pero no era un taxi, era un colectivo. Antes de llevarme a mi destino, el conductor recorrió la ciudad para dejar a sus otros tres pasajeros. 


Ya la última oración había sido ofrecida, la bóveda de Marta estaba sellada y los dolientes se despedían. A penas alcancé a saludar a su familia. A medida que la gente se marchaba, se descubrían las colinas solitarias del cementerio. Entonces quedamos mis amigos, mis maletas y yo, acompañando a Marta hasta el anochecer ¿Ella era ahora sólo un nombre escrito en una piedra? 
 

Los pensamientos sobre la muerte infectaron mis días y mis noches. Muchos hombres quisquillosos me encerrarían en una clínica de reposo hasta que cesen los desvaríos sobre mi propia muerte. Los sabios, en cambio, no dudan que la única manera para llenar tus días de vida es pasando por la muerte. Si observas a través del cristal oscuro de la muerte, tu vida pierde cargas: lujos, miedos, prejuicios y demás estupideces que la gente compra para vanagloriarse.

viaje-literario-suramerica



El cristianismo dice que el hombre es una caída ¿Qué quieres hacer antes de que el suelo destroce tu cuerpo? Este breve tiempo de caída libre es tu libertad. No hay una eternidad esperándote, disfruta la caída.

Marta emprendió un viaje a Suramérica, quizá como un pasaje a la conversión. Marta comenzó cientos de cuentos, quizá porque la escritura es también un viaje de búsqueda. Su muerte dejó incompletos el viaje y los cuentos. Estos sueños incompletos son el lugar de nacimiento de Mardoquea.


Mi nombre oficial es Gustavo, sin embargo, escribo y dibujo bajo el nombre de Ana Mardoquea, en memoria de Marta. La coherencia entre ambos nombres no importa, basta decir que Mardoqueo es un nombre bíblico que he travestido para que adquiera la fuerza de una mujer. La misma valentía de Marta para vivir la mejor de las vidas posibles es la valentía con la que emprendo el Proyecto Viaje Literario a Suramérica.


El Viaje Literario a Suramérica tiene dos partes: una de cultivo de la lectura y otra de cultivo de la escritura.


Yo soy escritor y no voy a esperar a que alguien me publique. Escribiendo me ganaré el pan. El pan dulce nutre cuerpo, corazón e intelecto; el pan amargo se gana de manera precipitada y deshonesta. Cada mes publicaré un cuento en este blog, así como historietas. También saldré por las carreteras de Suramérica a vender la literatura que hago. Ocuparé plazas, parques, librerías, espacios culturales. Esto es un acto de fe. “Creo en la inmortalidad de las bibliotecas”, dijo Ray Bradbury. 


El Viaje Literario a Suramérica es un proyecto editorial autogestionado. Donde haya una fotocopiadora, allá estaré con mis textos y mis dibujos. Cada librillo es un objeto coleccionable, impreso en papel reciclado, con portada a color y un tamaño de letra que las viejitas pueden leer. Y como los textos irán acompañados por  mis propias ilustraciones, por supuesto que puedes colorearlos con tus crayones.


El Viaje Literario también tiene una faceta de exploración del continente. Leeré la literatura de cada país que me acoja. Colombia, Ecuador, Perú, Bolivia, Uruguay, Argentina. Sin embargo, no leeré a los autores que el mercado ha convertido en dioses. Gabriel García Márquez es un hotel de cinco estrellas; Mario Vargas Llosa sirve de publicidad para colchones en revistas de farándula; Jorge Luis Borges es patrocinado por Ray Ban. Estos (y otros) nombres han erigido una dictadura estética que nos impide a los lectores conocer nuevas historias. Viajaré reseñando libros de escritores marginales, autores con nuevas apuestas. Estas reseñas viajeras las subiré periódicamente al blog. Estaré agradecido contigo si me recomiendas un libro, puedes hacerlo en los comentarios. 

viaje-literario-suramerica

Este rap es la banda sonora del Viaje Literario a Suramérica. Hay que sacar valor de donde no hay:

 

 PUEDES VISITAR TAMBIÉN 
LA LITERATURA INFANTIL DE MI CRIANZA:


COMICS QUE HE DIBUJADO:

ARTÍCULOS QUE HE ESCRITO:

SÍGUEME EN REDES SOCIALES 

https://plus.google.com/107658544623143552520/postshttps://twitter.com/AnaMardoqueahttps://www.facebook.com/pages/Ana-Mardoquea/524311397676244https://instagram.com/anamardoquea/





7 comentarios:

  1. Pájaros en la boca de Samanta Schweblin.
    Buen viaje.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Victoria, gracias por tu libro recomendado y por tus buenos deseos.

      Eliminar
  2. Hola, espero que estés muy bien, empece a leerte desde hoy, gracias por tus publicaciones e historias; yo escribo algunas historias cortas, micro-cuentos y algunas cosas extrañas, me gusta rayar un poco y me encantaría hacer las ilustraciones a mis textos; nos soy escritora ni ilustradora, pero estoy aprendiendo y trabajando en ello, en el tiempo que me queda después de la oficina :)

    Te recomiendo el libro de Emma Reyes - Memorias por correspondencia; ella fue una pintora Colombiana, que vivió su niñez y adolescencia aquí en Colombia, y luego pasó por muchas cosas... el libro contiene 23 cartas enviadas a Germán Arciniegas, entre los años 1969 y 1997, donde cuenta su infancia en los años 30, entonces las descripciones son muy minuciosas y el lenguaje es muy sencillo.

    Pásala bien!

    Maisa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Maisa!
      Gracias por tu recomendación, leeré el libro sin duda.
      Saludos desde Cali.

      Eliminar
  3. ¡Hola!
    Recién descubrí su blog y este post, y me sentí infinitamente identificada, además de sentir enviiiiidia... pero de la buena :)
    Yo escribo y dibujo, y algún día me gustaría emprender ese viaje que usted ha empezado.
    ¡Muchos éxitos! Saludos desde Santa Marta.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. !Hola Rainaro! Debes mostrarme tus dibujos y textos. Gracias por llegar a este blog, ojalá me ayudes a compartirlo con otros. El viaje ha sido genial, debes intentarlo tu también.
      Saludos a Santa Marta desde Cuenca, Ecuador. Saludos al calor desde este frío andino.

      Eliminar
  4. Diarios del Vocho de Tom Dieusaert
    Te dejo mi blog por si quieres echarlo un vistazo www.viajesdelibro.com
    Saludos!

    ResponderEliminar